25.11.12

Ángel, cuatro años

















No creo que haya mejor manera de recordar a Ángel Campos Pámpano -hoy hace cuatro años que murió-, que con este poema de Carlos Medrano, escrito con esa ocasión.

La semilla en la nieve

Quien aguarda un nenúfar
sólo obedece al aire.

Supo volver a casa
y a la vez fue horizonte.

¿Cómo expresar las formas
del frío suavemente?

Vi su clara presencia
a salvo de la noche.

Abrí el balcón, y unía
una voz que era dulce,

una palabra limpia
para el vuelo de un pájaro.

Los sencillos lugares
todavía me sirven.

Soñé también el mar
y una ciudad sin gente.

Volverá tu mirada
al compás de los parques.

Carlos Medrano,
Artà, 12. noviembre. 2012