8.6.13

Entrevista a Zoki

Hasier Larretxea entrevista a Francisco Javier Irazoki para Koult

Fotografía de Barbara Loyer















¿Qué año­ras de tu infan­cia rural?, pregunta Larretxea. Irazoki responde: «No añoro ese mundo por­que vive con­migo. Mi memo­ria me dicta olo­res, para­jes, pre­sen­cias huma­nas. Pero en la juven­tud com­prendí que, para una rela­ción equi­li­brada con la natu­ra­leza de ori­gen, debía ale­jarme de aque­llos luga­res. Me pare­cie­ron espa­cios tan bellos como pose­si­vos. Nece­si­taba el oxí­geno de otras cul­tu­ras y el des­canso de ser anó­nimo en una gran urbe. No son inocen­tes unos ver­sos que escribí en el libro La minia­tura infi­nita: “El paraíso sería inso­por­ta­ble / si no pudié­ra­mos huir de él”».